Home
| |

Marco de Accion

Marco de Acción

La Conferencia Internacional sobre Trabajo Infantil en la Agricultura (28-30 de julio de 2012, Washington DC, EE.UU.):

  • Organizada por la Marcha Global contra el Trabajo Infantil;
  •  A la que asistieron 156 participantes de gobiernos, organismos intergubernamentales, sindicatos, organizaciones de maestros, productores de la agricultura, cooperativas, organizaciones no gubernamentales (ONG), las iniciativas de múltiples partes interesadas y empresas, de un total de 39 países.

RECONOCE que un movimiento mundial fuerte y sostenido contra el trabajo infantil es esencial para lograr la eliminación del trabajo infantil y, en particular, de las peores formas de trabajo infantil para el 2016 (como lo requiere la Hoja de Ruta de La Haya adoptado en 2010), de conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño y los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

RECONOCE ADEMÁS que todos los niños, niñas y adolescentes tienen que ser protegidos contra todas las formas de violencia y abuso. Esta población menor de edad es sujeta de derechos y cualquier acción que se orienta a eliminar el trabajo infantil en la agricultura debería incluir sus voces, opiniones y promover su participación.

SEÑALA QUE:

  • El 60 por ciento de todo el trabajo infantil se lleva a cabo en la agricultura, es decir más de 129 millones de niñas y niños de entre 5 y 17 años trabajan en la agricultura, muchos de ellos realizan trabajos peligrosos;
  • El trabajo infantil en la agricultura se produce en los países desarrollados y en desarrollo, y se relaciona con la pobreza rural y la situación precaria de las familias en las comunidades rurales;
  • La agricultura sigue siendo un sector en el que se ha hecho escasos progresos para abordar el trabajo infantil y donde los programas no están suficientemente desarrollados, especialmente en el caso del trabajo forzoso y la servidumbre, la trata de niños, el trabajo infantil peligroso, la agricultura de pequeña escala y las cadenas de valor a nivel local;
  • Los niños de zonas rurales pueden llevar a cabo varios tipos de trabajo en la economía rural.

TAMBIÉN RECONOCE que la agricultura es un sector con importantes déficit de trabajo decente, en particular:

  • Los trabajadores agrícolas, tanto por cuenta propia y contratada, a menudo se les niegan sus derechos básicos de pertenecer y ser representados por un sindicato;
  • A veces la legislación laboral excluye o tiene menores requerimientos de los trabajadores agrícolas;
  • La agricultura es uno de los tres sectores más peligrosos para trabajar en el sector y con la mayor tasa de accidentes mortales;
  • Los muchos millones de trabajadores son los trabajadores migrantes, estacionales o temporales en situaciones de extrema precariedad y, como tal, con frecuencia son víctimas del trabajo forzoso;
  • Existe una necesidad de desarrollar y aplicar políticas integrales que aborden las causas profundas del trabajo infantil en la agricultura.

ACOGE favorablemente las contribuciones hacia la eliminación del trabajo infantil en la agricultura desde:

  • los sindicatos, tanto a través de acciones directas contra el trabajo infantil y a través de la promoción del trabajo decente para los adultos y los jóvenes, asícomo de los medios de vida sostenibles;
  • las organizaciones no gubernamentales de lucha contra el trabajo infantil, incluyendo sus peores formas en la agricultura, promoviendo acciones de sensibilización, movilización comunitaria y promoción de los derechos humanos de todos los niños, niñas y adolescentes;
  • los gobiernos a través de una rápida ratificación de los convenios de la OIT sobre trabajo infantil y a través de la promoción del desarrollo de diversos programas de protección infantil;
  • las organizaciones intergubernamentales en la promoción de los derechos laborales y los derechos del niño, la creación de conocimiento y su gestión y el fortalecimiento del diálogo social;
  • iniciativas de múltiples con partes interesadas mediante la promoción de los sindicatos, la sociedad civil y la colaboración empresarial;
  • las organizaciones de empleadores y las empresas en la acciones de sensibilización sobre el problema del trabajo infantil en la agricultura.

OBSERVA la importancia de aprovechar el potencial no explotado de los “APOs” y las cooperativas para combatir el trabajo infantil en la agricultura.

ADEMÁS RECONOCE que las siguientes aspectos son fundamentales para asegurar la eliminación del trabajo infantil:

  • La presencia de un entorno legislativo y normativo;
  • La protección de los derechos del niño;
  • La calidad de la educación pública básica, universal y gratuita;
  • El empleo decente y salarios dignos para los trabajadores adultos;
  • La seguridad alimentaria, el derecho a la alimentación y medios de vida sostenibles;
  • Los derechos de los trabajadores a organizarse y negociar colectivamente en sindicatos libres, e independientes;
  • Los derechos de los agricultores a formar sus propias organizaciones independientes;
  • La igualdad de género, inclusión social y la no discriminación;
  • Buena leyes sobre salud y seguridad y  su aplicación;
  • Disponer de recursos suficientes y financiar la inspección del trabajo.

Los y las participantes de la conferencia, nos comprometemos a promover una acción renovada para erradicar el trabajo infantil, especialmente en la agricultura, y exhortamos a los siguientes interesados a que se comprometan a desarrollar las siguientes acciones claves:

La Marcha Global contra el Trabajo Infantil

Para fortalecer el movimiento mundial contra el trabajo infantil, la Conferencia pide a la Marcha Global a través de sus representantes sindicales y los socios de la sociedad civil y los miembros que se comprometan a:

  • el fortalecimiento de las capacidades de sus socios y miembros para combatir el trabajo infantil en la agricultura en particular en sus comunidades y países o regiones, y todas las formas de trabajo infantil en general y promover la coordinación y la cooperación de todas las partes involucradas en la lucha contra el trabajo infantil en la agricultura, incluso con las organizaciones de los interlocutores sociales nacionales;
  • complementar el trabajo existente con los sindicatos, trabajando más estrechamente con la Unión Internacional de la Alimentación, Agrícolas, Hoteles, Restaurantes, Tabaco, la Asociación de Trabajadores Aliados (UIF) y la Internacional de la Educación (IE) en la eliminación del trabajo infantil y la mejora de la educación en las zonas rurales;
  • identificar e iniciar el diálogo con los APOs y las cooperativas en los países seleccionados para combatir el trabajo infantil en las pequeñas explotaciones agrícolas;
  • colaborar con las campañas y organizaciones que abogan por el derecho a la alimentación para incluir la eliminación del trabajo infantil como un indicador clave del derecho a la alimentación;
  • iniciar los medios de comunicación y contactos de medios sociales para apoyar las campañas y actividades de promoción y participar activamente en la difusión tanto de los avances y obstáculos en la lucha contra el trabajo infantil en la agricultura;
  • promover con las organizaciones gubernamentales e intergubernamentales una mayor inversión en la educación, especialmente la educación pública, básica, universal y gratuita en las comunidades rurales, poniendo especial atención a las niñas;
  • trabajar más estrechamente con la Asociación Internacional de Cooperación en materia de trabajo infantil en la agricultura (http://www.fao-ilo.org/fao-ilo-child/international-partnership).

Los sindicatos

Los sindicatos actúan como una primera línea de defensa contra el trabajo infantil y las prácticas laborales abusivas en sus empresas, lugares de trabajo y comunidades. Ellos representan una fuerza fundamental en la lucha para acabar con la explotación de los niños procurando que los adultos perciben salarios dignos y que les permiten enviar a sus hijos a la escuela, y que los trabajadores adultos y los jóvenes tengan condiciones de trabajo decente.

Esta Conferencia INSTA a los sindicatos, en particular la UIF y sus afiliadas a:

  • aumentar las actividades para garantizar que las empresas multinacionales (EMN) en los sectores de la UIF se comprometan a trabajar en la eliminación del trabajo infantil en sus cadenas de suministro, cuando sea necesario, promover los compromisos para la eliminación del trabajo infantil establecidos en los convenios colectivos, acuerdos y marco internacionales;
  • negociar para la provisión de un mejor cuido para los niños, tanto público como en el lugar de trabajo;
  • trabajar para mejorar la seguridad y salud ocupacional (SSO) para todos en la agricultura, en particular mediante campañas de ratificación y aplicación del Convenio 184 sobre seguridad y salud en la agricultura. Para los niños por encima de la edad mínima legal de empleo en su país, ayudaría a transformar el trabajo infantil peligroso en empleo juvenil decente;
  • negociar para ampliar el ámbito de competencias de las comisiones paritarias legalmente exigibles en materia de SSO obrero-patronales para cubrir los contratos de los agricultores en las cadenas de suministro de la empresa, incluso para la formación sistemática de los agricultores en materia de SSO y en particular sobre cómo llevar a cabo evaluaciones de riesgos;
  • apoyar el uso de programas innovadores de divulgación en materia de SSO con representantes itinerantes de seguridad, para combatir el trabajo infantil en las comunidades rurales;
  • Abogar por los recursos adecuados, la inspección del trabajo eficaz en la agricultura;
  • Participar en el seguimiento de la incidencia del trabajo infantil en la agricultura en particular mediante los convenios colectivos y la participación en el desarrollo e implementación de sistemas centrados en la comunidad, monitoreando del trabajo infantil;
  • cumplir con su mandato en los mecanismos tripartitos que supervisan la aplicación de la política nacional;
  • combatir el trabajo precario, la subcontratación y el pago por destajo.

Las empresas y las empresas multinacionales

Las compañías (locales y nacionales) y las empresas multinacionales tienen la responsabilidad principal de controlar rigurosamente sus cadenas de suministro agrícola para asegurar que el trabajo infantil no sea utilizado.

Esta conferencia insta a las empresas y las empresas multinacionales a:

  • comprometerse en eliminar el trabajo infantil en sus cadenas de suministro agrícola y garantizar que sus prácticas comerciales cumplen con ese fin;
  • respetar la libertad de asociación y reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva;
  • cumplir con sus obligaciones legales para tener lugares de trabajo seguros y saludables que transforman el trabajo infantil peligroso en el empleo juvenil decente;
  • donde existan legalmente requeridos comités de seguridad en el trabajo y salud entre trabajadores y empleadores, las empresas de plantaciones/cultivo deben cumplir con sus obligaciones de diligencia en sus cadenas de suministro agrícola, ampliando el papel de la salud en el trabajo y los comités de seguridad para ayudar a las empresas a contratar a los trabajadores y dejar de utilizar el trabajo infantil;
  • para los niños por encima de la edad mínima de empleo, ayudar a transformar el trabajo infantil peligroso en el empleo juvenil decente;
  • apoyar la formación sistemática de los agricultores, y el personal de los APOs y las cooperativas en las cadenas de suministro de la empresas, en materia de seguridad básica y técnicas de evaluación de riesgos.

Las organizaciones no gubernamentales (ONG)

Desde redes globales presencia regional, a organizaciones no gubernamentales nacionales / locales;  ONG con redes amplias y presencia en el terreno están correctamente situadas para afrontar el problema del trabajo infantil, tanto en el nivel político y como en las bases:

Esta Conferencia en consecuencia exhorta a las organizaciones no gubernamentales a:

  • aumenten sus contribuciones en la creación e implementación de las listas nacionales de trabajo peligroso, en colaboración con los sindicatos y las organizaciones de empleadores;
  • abogar por la realización del derecho de todos los niños a tener una educación pública básica, de calidad, universal y gratuita, así como por los derechos, incluyendo el registro de nacimiento;
  • participar en el seguimiento de la incidencia del trabajo infantil en la agricultura, en particular, alcanzar categorías más difíciles, como las niñas, poblaciones indígenas, migrantes, víctimas de la trata, niños en trabajos forzosos, contribuyendo en su retirada, rehabilitación y en el acceso y permanencia en la educación;
  • abogar por la formación sistemática de los agricultores, el personal de los APOs y las cooperativas, en la salud ocupacional y seguridad básica y con técnicas de evaluación de riesgos;
  • promover una participación más sistemática de los oficiales de extensión agrícola y sus redes en la eliminación del trabajo infantil;
  • promover la colaboración con los sindicatos, empresarios, productores agrícolas y cooperativas, así como con las empresas en todos los niveles de las cadenas de suministro
  • abogar por soluciones a la pobreza de la familia mediante el trabajo con las familias y las comunidades rurales.

Organizaciones de Productores Agropecuarios (OPA)

Al trabajar para promover el bienestar de los agricultores a través de prácticas agrícolas amigables y políticas, los profesionales asociados tienen un papel clave que desempeñar por una agricultura sostenible y una menor ocupación de mano de obra gratuita para los agricultores, especialmente los pequeños agricultores.

RECONOCIENDO la falta de participación sistemática de los profesionales asociados a la fecha en la lucha contra el trabajo infantil, participantes de la conferencia instan a:

COMPROMETERSE en fortalecer su diálogo y cooperación con los APOs para ayudarles a luchar contra el trabajo infantil en la agricultura y estimular la difusión y desarrollo de los APOs, donde sean inexistentes;

INVITAN a la Marcha Global para promover el diálogo sistemático y cooperar con los APOs y con sus órganos nacionales, regionales e internacionales para erradicar el trabajo infantil en la agricultura.

Cooperativas

Con las actividades que se guían por los valores de pertenencia impulsadas por cooperativas sin ánimo de lucro, las cooperativas agrícolas deben servir como aliados naturales en el movimiento mundial contra el trabajo infantil. Las cooperativas y el movimiento cooperativo tiene un papel importante, pero a medida que hasta ahora no son aprovechadas, tienen un papel que desempeñar en la eliminación del trabajo infantil en todo el mundo.

Esta Conferencia pide, por tanto el movimiento cooperativo promover el diálogo sistemático y cooperar con las cooperativas agrícolas y sus organismos nacionales, regionales e internacionales para erradicar el trabajo infantil en la agricultura, y fomentar el cooperativismo democrático como vehículo importante para lograr este objetivo.

Las organizaciones intergubernamentales, organismos y programas

Con un amplio alcance global y recursos, los organismos intergubernamentales y las organizaciones pueden contribuir significativamente a la acción contra el trabajo infantil en la agricultura, aportando conocimientos técnicos en materia de desarrollo, la realización de investigaciones, y la movilización de recursos financieros, entre otras cosas.

La Conferencia URGE a las organizaciones intergubernamentales, organismos y programas destinados a:

  • focalizar sus esfuerzos y fortalecer su cooperación para combatir el trabajo infantil en la agricultura, incluyéndolo como objetivo para cualquier acción pertinente o préstamo;
  • proporcionar y armonizar la asistencia técnica y financiera para apoyar los esfuerzos para erradicar el trabajo infantil en la agricultura;
  • mejorar la investigación, la recopilación de datos, documentación y gestión del conocimiento sobre el trabajo infantil en la agricultura, en colaboración con gobiernos, instituciones de investigación, sindicatos, empleadores y la sociedad civil;
  • promover el diálogo intersectorial e interinstitucional y la cooperación para converger las políticas y programas de erradicación del trabajo infantil, la promoción de la educación para todos, el derecho a la seguridad alimentaria y los alimentos y la reducción de la pobreza en general.

Los gobiernos

Los gobiernos tienen la obligación de garantizar los derechos humanos, incluidos los derechos fundamentales en el trabajo, y por lo tanto tienen la responsabilidad primordial en la erradicación del trabajo infantil mediante la aplicación y cumplimiento de la legislación nacional, incluidas las políticas de desarrollo agrícola y rural. Los gobiernos deben eliminar la corriente principal del trabajo infantil como un objetivo explícito en todas las políticas pertinentes, garantizar el apoyo técnico y financiero adecuado y los recursos en su aplicación, y conseguir el apoyo de los países donantes y agencias, incluyendo la promoción de cooperación Sur-Sur.

Esta Conferencia insta a los gobiernos a que redoblen sus esfuerzos para erradicar el trabajo infantil en la agricultura por:

  • garantizar el acceso a la educación pública universal gratuita y de calidad básica para todos los niños, sobre la base del registro de nacimiento eficaz, centrándose en particular en los más difíciles de alcanzar, incluyendo los hijos de migrantes y los trabajadores estacionales;
  • los crecientes esfuerzos para superar el género y urbano / rural brecha en la educación;
  • la plena participación de los sindicatos, las organizaciones de empleadores, y organizaciones no gubernamentales en sus actividades para erradicar el trabajo infantil en la agricultura, en particular las listas nacionales de trabajo peligroso;
  • Fortalecimiento de la legislación nacional sobre el trabajo infantil en la agricultura, así como su aplicación y cumplimiento;
  • promover el establecimiento de un piso de protección social nacional, especialmente para las familias rurales y los agricultores, como un enfoque de política social integral y la promoción de estrategias integradas para facilitar el acceso a los servicios sociales esenciales y la seguridad para todos y todas;
  • garantizar una inspección eficaz de trabajo en la agricultura, con especial atención a la eliminación del trabajo infantil; y la ratificación del Convenio de la OIT 129;
  • Prestación de asistencia financiera para combatir el trabajo infantil proporcional al tamaño y la ubicación del problema del trabajo infantil en la agricultura;
  • colaborar con los interlocutores sociales y otras partes interesadas en la eliminación de las barreras que enfrentan las mujeres rurales en el acceso a la tierra y el crédito.
  • abordar las causas estructurales del trabajo infantil en la agricultura, por promover la agricultura sostenible y las políticas de desarrollo rural e instrumentos que son sensible del trabajo infantil en la agricultura.

La Marcha Global contra el Trabajo Infantil pide a todas partes a que se dirige en este documento, a tener plenamente en cuenta su contenido en sus preparativos para la Conferencia mundial sobre trabajo infantil que se celebrará en Brasil en 2013.