Home
| |

Pese a la reducción del trabajo infantil, no se cumplirá con las metas del 2016

La Organización Internacional del Trabajo (OIT ) en  su más reciente informe “Medir los procesos del Trabajo Infantil: estimaciones y Tendencias Mundiales entre 2000 y 2012, mide el progreso mundial en la reducción del trabajo infantil. Las nuevas estimaciones del informe indican que 168 millones de niños y niñas en todo el mundo están en el trabajo infantil, lo que representa  el 11 por ciento de la población infantil en general.  Este es el número de niños que trabajan por debajo de la edad mínima de empleo, y el número de niños que trabajan en condiciones peligrosas, un indicador de peores formas de trabajo infantil que sigue siendo impactante. Hay 85 millones de niños trabajadores en el mundo que realizan trabajos que ponen en peligro directamente su desarrollo, su  salud, su seguridad, integridad  y moral;  la comunidad internacional debe responder a estos niños y niñas con urgencia.

De dicho informe, se deduce que hay hoy en día cerca de 78 millones de niños que trabajan - una reducción de casi un tercio desde el 2000. Mientras que la reducción del número es alentadora, el ritmo de su reducción no es suficiente para alcanzar la meta del 2016 para la eliminación de las peores formas de trabajo infantil.

La región de Asia y el Pacífico sigue albergando el mayor número de niños trabajadores, con 78 millones, también ven las mayores reducciones . "Aunque África Subsahariana representó el 30 por ciento de todos los niños de 5 a 17 años en el trabajo infantil en el 2008, cuatro años después esta cifra se ha elevado un 35 por ciento", según señala el informe. En África Subsahariana, uno de cada cinco niños es un niño trabajador . Esta es también la región con el mayor número de niños fuera de la escuela, llegando a ser 30 millones.

En América Latina de acuerdo a la OIT existen alrededor de 20 millones de niños y niñas trabajadores. En Centroamérica y República Dominicana para el año 2,012 había un aproximado de 2,156,346 niños y niñas trabajadores. Gran parte de la población trabajadora menor de edad en Centroamérica se encuentra realizando trabajos en el sector informal, situación que complejiza su ubicación, protección social y pone en mayor riesgo y vulnerabilidad a los niños, niñas y adolescentes de sufrir abusos, explotación laboral entre otras posibles violaciones contra su integridad y dignidad.

El informe , por primera vez se ve a nivel de la renta nacional y su interacción con el trabajo infantil. Curiosamente, los países de ingresos medios representan el mayor número de niños trabajadores en 93 millones de niños que trabajan a 74 millones en los países de bajos ingresos. Este resultado reafirma la posición de la Marcha Global contra el Trabajo Infantil y la Plataforma Subregional sobre Trabajo Infantil que, si bien la pobreza es un factor determinante del trabajo infantil, no es la única razón para que exista trabajo infantil.

Romper el vínculo entre el trabajo infantil y las carencias educativas sigue siendo un reto importante, tal y como destacó el enviado especial de la ONU para la Educación Global, Gordon Brown.   El informe establece claramente que "la meta de 2016 para la eliminación de las peores formas no se cumplirá. "Añade además, que la meta del 2020 "requeriría un aumento en la tasa anual de reducción del 6,5 por ciento actual al 24 por ciento. "Al comentar sobre el informe, Kailash Satyarthi, Presidente de la Marcha Global contra el Trabajo Infantil dijo: "Si bien el informe reafirma que se están haciendo esfuerzos concertados, se lanza el reto de mantener y aumentar  dichos esfuerzos. Los progresos alcanzados necesitan acelerarse y consolidarse, con urgencia y con todos los actores. Hay 168 millones de niños y niñas en espera de una vida mejor, por una oportunidad de recibir educación de calidad y una mayor protección social.

Si no conseguimos hacerlo bien para el año 2016, ¿cómo podemos hacerlo bien después de esa fecha? Es por ello, que estamos pidiendo y reuniendo energías colectivas hacia la aplicación de la legislación, el fortalecimiento de la base de conocimientos, trabajando con un enfoque múltiple y traer nuevos actores y partes interesadas en la lucha contra el trabajo infantil. La comunidad internacional, en particular los donantes, deben garantizar una financiación suficiente para alcanzar estos objetivos. De lo contrario, los niños, niñas y adolescentes seguirán esclavos y sudando el costo de su educación y su futuro".

Haldis Holst, Secretario General Adjunto de la Internacional de la Educación agregó: "Educación Internacional se complace en señalar la gran importancia que el informe atribuye a la educación como una respuesta política eficaz en la lucha contra el trabajo infantil. La convocatoria para la continuación de los esfuerzos para ampliar el acceso de los niños y las niñas a la educación básica gratuita, pertinente y de calidad es de importancia crucial. Lamentablemente, el informe no menciona que con el fin de lograr esto, hay una gran necesidad de invertir en la contratación y la educación de los maestros. Con el fin de cumplir con la Educación para Todos en 2015 el mundo necesitará un estimado de 1,7 millones de puestos de maestros de primaria adicionales. Tenemos que aumentar nuestros esfuerzos para asegurar que todos los niños tengan acceso a una educación de calidad y de profesores cualificados".

Los niños entre las edades de 5-11 años de edad – edad a tomar en cuenta para la mayor parte de los niños trabajadores – son 73 millones. Aunque este grupo también ha visto la mayor caída, constituye el más vulnerable. Con 57 millones de niños en el grupo de edad de primaria fuera de la escuela, el mundo no está claramente en camino de alcanzar la educación primaria universal, cuando un gran número de niños que no asisten a la escuela son niños trabajadores .

La caída de las niñas en el trabajo infantil fue particularmente pronunciada con una reducción del 40 por ciento ante el número de niñas en el trabajo infantil, en comparación con el 25 por ciento para los niños. Los niños superan a las niñas en todos los sectores, con la excepción del trabajo doméstico, donde las niñas sobrepasan a los chicos. Si bien la participación del trabajo infantil es mucho mayor entre los varones que en las niñas del grupo de edad de 5-17 en su conjunto esta brecha general entre los sexos es un reflejo completo de las diferencias de género en el trabajo infantil entre los niños mayores de esa edad .

 

Virginia Murillo, Presidenta Ejecutiva de DNI Costa Rica, Miembro del Consejo Directivo de la Marcha Global y Coordinadora de la Plataforma Subregional sobre trabajo infantil señala “que el informe es un importante aliento y estímulo a los esfuerzos que se llevan a cabo, sin embargo tenemos enorme retos que superar siendo que la región de Centroamérica es una de las regiones mas inequitativas del mundo y de las más violentas. La falta de inversión social para garantizar el goce y ejercicio de los derechos humanos, la transformación de los contextos adversos y violentos, el repensar los modelos educativos para que no sigan siendo excluyentes y sean de calidad y mejorar las condiciones de vida de las poblaciones centroamericanas, son unos de los muchos problemas que tenemos y que contribuyen a perpetuar el trabajo infantil y las condiciones de explotación laboral”.